Tu diccionario de plantas medicinales

martes, 18 de agosto de 2015

El aloe vera para el cuidado de la piel
Por Silvia Perez Leon


El aloe vera limpia los poros de la piel, liberandolos para que puedan expulsar mas facilmente todos los desechos o substancias residuales. Una emulsion con gel de esta planta medicinal sobre la piel no solo limpia los poros, sino que tambien provee a la piel de vitaminas y polisacaridos que estimulan la regeneracion de las celulas epiteliales, dandole mas elasticidad a tu piel.
Es por eso que el aloe vera es ideal para tratar arrugas, patas de gallo y esas molestisimas bolsas que suelen aparecer debajo de los ojos, muy a menudo producto del cansancio acumulado. Los liquidos retenidos son expulsados y se purifica la piel, favoreciendo la entrada de humedad y nutrientes para mantenerla sana y joven.
El aloe vera tonifica las celulas de colageno, dandole mas elasticidad a la piel y regenerandola luego de quemaduras, raspones o heridas, por lo cual es muy recomendable para que los hombres se lo apliquen despues de afeitarse.
Tambien es muy recomendable para quienes tienen problemas de acne, caspa o seborrea. Esta planta tan beneficiosa ayuda a que la piel tenga un nivel adecuado de grasa y no pierda el brillo. Aplicar su gel sobre pieles grasas en las proporciones indicadas dara un resultado muy positivo, ya que tiene la capacidad de conservar el agua en la piel sin engrasar el cutis.

Como preparar el gel de aloe vera para la piel
La elaboracion del gel que aplicaremos sobre la piel para obtener estos resultados tan deseados se realizara a partir de las propias hojas de la planta. Antes de nada hay que recordar que es recomendable no regarla durante al menos 5 dias antes de cortar la hoja, para que dispongamos de ella en su estado ideal para la aplicacion. Debemos cortar y desechar la punta de la hoja y sus bordes donde contiene las espinas, pues esta zona no nos interesa. A continuacion la pondremos a remojo durante un dia completo, cambiando de vez en cuando el agua, de este modo permitimos que la planta expulse la aloina, una sustancia que puede restar efecto rejuvenecedor a nuestro gel casero. De este modo la hoja estara lista para extraer la parte interior, para esto pelaremos la hoja, quitando la corteza que dejamos para ponerla a remojo. Ya solo nos quedara pasarlo por la batidora para obtener un gel que resulte mas sencillo de aplicar, un paso en el que incluso le podemos añadir zumo de limon, pues gracias a su efecto antioxidante y la vitamina C amplia el efecto de este gel.
Para conservarlo es recomendable guardarlo en un recipiente totalmente limpio, de este modo podemos guardarlo durante un mes en la nevera sin que pierda sus beneficios para la piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada